Revista digital de Experiencias y Arte

Seguinos en:  Twitter logo Facebook logo

Husmear
15/07/2016
Proyectos culturales

Contra los escritores

El fantasma de Gombrowicz y varias niñadas, en Buenos Aires, el próximo 16 de agosto.
Por: Andrea Villar

Witold Gombrowicz fue un escritor polaco que llegó a Argentina en 1939, a promocionar la cultura de su país. Pensaba volver al cabo de dos semanas, pero la inminencia de la guerra lo decidió a quedarse.

Yo fui a Argentina por pura casualidad, sólo por dos semanas, y si por un azar del destino la guerra no hubiese estallado durante esas dos semanas, habría regresado a Polonia, aunque no voy a ocultar que cuando la suerte fue echada y Argentina se cerró de golpe sobre mí, fue como si por fin me oyera a mí mismo.

Diario, 1964.

Witold vivirá los primeros tiempos en la miseria, hasta lograr el auxilio de sus amigos y un subsidio de la legación polaca en Buenos Aires.

Sí, todo era penoso, terrible, desesperante. La guerra me destruyó familia, posición social, patria, porvenir, ya no tenía nada, ya no era nada… ¡Y sin embargo! Y sin embargo, la Argentina… ¡Qué alivio! ¡Qué liberación! De mis primeros años en la Argentina, los más duros, podría decir, como Mickiewicz: “Nacido en la esclavitud, encadenado desde el nacimiento, sólo he tenido en la vida eso, pero ¡qué primavera!".

Testamento. Conversaciones con Dominique de Roux.

Haciendo de la inmadurez una potencia creadora capaz de liberar al escritor de las formas maduras; con un humor ácido, comportamientos provocadores y una vida sexual escandalosa que causaron revuelo en el ambiente literario argentino —demasiado estetizante y filosofante—, Gombrowicz se convirtirá en el referente de una vanguardia. Cuando vuelva a Europa, dos décadas después, lo hará al grito de “Maten a Borges” (1).  

Pero dejando a un lado […] la mala dicción de Borges, dejando a un lado mi impaciencia, el orgullo y la rabia que eran consecuencia de mi doloroso exotismo y rigidez entre extraños, ¿cuáles eran mis posibilidades de entendimiento con aquella Argentina intelectual, estetizante y filosofante? A mí me fascinaba, en este país, lo bajo y eso eran las alturas. A mí me encantaba la oscuridad de Retiro, a ellos las luces de París. 

Diario, 1955.

Muere en 1969, en Francia, sin nunca haber vuelto a nuestro país. Junto a la extrañeza de los estilos de Roberto Arlt y Macedonio Fernández, la "lengua exiliada" de Gombrowicz —en palabras de Ricardo Piglia— marcará un "desvío" respecto de la tradición literaria predominante en Argentina —con Borges y Lugones como referentes—. Witold es, así, uno de los mejores exponentes de la novela argentina del siglo XX —el mejor, sugiere irónicamente Piglia—.


Contra los escritores


El colectivo Congreso Gombrowicz (Grupo Heterónimos) pretende que la obra y la vida de Witold salgan a la calle. La iniciativa Contra los escritores "forma parte de una serie de acciones que tienen como principal objetivo instalar la idea de que no hay autores 'difíciles', que cualquier persona puede acercarse a la literatura y disfrutarla de maneras muy diferentes, a veces para nada tradicionales".

Han llamado al evento "Contra los escritores", en relación a una conferencia que, en 1947 —con motivo de la presentación de Ferdydurke—, diera Witold en la librería Fray Mocho, invitado por la Sociedad Argentina de Escritores —compuesta mayoritariamente por poetas—. "Entonces el tipo va y da su charlita —cuenta el grupo— que se titula 'Contra los poetas'. Es un panfleto genial, brillante, terriblemente crítico, ácido, impertinente, provocador, desubicado, muy cierto. Por supuesto, la conferencia termina mal, muy mal, como debe ser".

Ataco la Poesía por la misma razón que ataco la Nación o ataco el mito de la Madurez: en nombre de la percepción inmediata de las cosas, en nombre de la espontánea humanidad. Ataco todas esas Formas que dejan de ser para el hombre un cómodo abrigo y se convierten en rígido y pesado caparazón. Ataco todo aquello que, contra nosotros, crece por sí sólo, y para comprometernos.

Contra los poetas, 1947.

La cita es el martes 16 de agosto a las 20:30, en el Teatro del Globo (Marcelo T. de Alvear 1155, CABA). Un show gratis con formato televisivo en el que más de 20 famosos (actores, músicos, futbolistas, periodistas, artistas y casi ningún escritor) van a jugar, leer y deformar a Gombrowicz, y en el que se lanzará El fantasma de Gombrowicz recorre la Argentina, un libro con 37 artículos inéditos sobre él. 

Lo interesante del proyecto, además, es su financiamiento colectivo de colaboración voluntaria, a través de Panal de ideas, plataforma que "funciona como un sistema de recaudación colectiva, donde cada proyecto cultural establece un presupuesto y la comunidad colabora con él a través de pequeñas sumas de dinero recibiendo recompensas a cambio. De esta experiencia terminan naciendo desde libros y discos, hasta diseños de indumentaria, obras de teatro, películas o cualquier producto cultural que podamos imaginar".

El proyecto Contra los escritores se concretará solo si logra reunir su meta de ARS $33.000,00 antes del 4 Agosto de 2016, a las 14:47:36. Hasta ahora lleva recaudado el 31% del total.


Lo de las medias, ¿es verdad?

Sí. La campaña se financia, entre otras cosas, con la venta de 3 pares de medias diferentes y exclusivas: unas son obra de la artista plástica Verónica Escalante, otras muestran a Witold Simpson y otras tienen la leyenda "Gombro o muerte". 

 
 
 
   

Contra los escritores: una iniciativa que, como todo, está forrada de niñadas.

Quisiera pedirles que no digan nada. No, no digan nada, porque, debido a toda clase de falsificaciones, la situación social del así llamado "artista" se ha vuelto en nuestros tiempos tan pretenciosa que todo lo que se pueda decir suena a falso y, cuanta más sinceridad y sencillez pongáis en vuestro "me gustó muchísimo" o "estoy encantado", tanta más vergüenza para él y para vosotros. Callaos, pues, os lo ruego. Callaos en espera de un futuro mejor. Por el momento —si queréis expresar que os gustó—, tocad sencillamente, al verme, vuestra oreja derecha. Si os agarráis la oreja izquierda, sabré que no os agradó, y la nariz significaría que vuestro juicio está en el medio. Con un leve y discreto movimiento de la mano agradeceré esta atención para con mi obra y así, evitando situaciones incómodas y aun ridículas, nos comprenderemos en silencio. Muchos saludos a todos.

Witold Gombrowicz, Ferydurke, prólogo para la primera edición castellana (1947).

 


(1) Cuentan que Gombrowicz fue abordado por un periodista cuando subía al barco que lo llevaría definitivamente a Europa. Le preguntó por el futuro de la literatura argentina, algo así como:  "¿Qué tienen que hacer los argentinos para adquirir la deseada madurez literaria?". Gombrowicz contestó: "¡Maten a Borges!". 

 

Contra los escritores
Contra los escritores
Contra los escritores

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este sitio web puede incluir contenido de terceros y/o vínculos con sitios web externos (empresas y particulares, entre otros) que no pertenecen a QRV y de los cuales éste no se responsabiliza por la veracidad y exactitud del contenido publicado, o de las opiniones o comentarios vertidos por los usuarios, o cualquier consecuencia que pudiere derivarse del ingreso a los mismos y/o su utilización.

ISSN: 2545-6814Diseño: chouch - Programación: ConDrupal