Revista digital de Experiencias y Arte

Seguinos en:  Twitter logo Facebook logo

Husmear
02/06/2016
Modos de habitar

“El nombre de lo que escapa"

La sensibilidad de Lorraine Green consigue anclar la casa en su centro.

 

el nombre de lo que escapa

Jorge Sepúlveda — Guillermina Bustos

curadores 

 

 

Llegaron noticias —desde Bariloche— sobre la obra de Lorraine Grenn. En particular, sobre la muestra organizada bajo el título “El nombre de lo que escapa”, curada por Jorge Sepúlveda y Guillermina Bustos. Un título sugerente que abarca gran parte de los conceptos que impregnan pinturas, textos y objetos. Hasta el mismo espacio físico del Centro Cultural de Rada Tilly (Chubut), lugar donde actualmente se expone la obra, está afectado por la idea madre de la muestra. Es que la noción de hábitat, al estar desplegada con tanta sutileza, toma más fuerza, más vuelo. 

Lorraine Green, sensibilizada con los modos de habitar que incluyen la apropiación del paisaje, siente que la naturaleza entrelaza sus elementos para proveerse refugio y materiales. En su tarea de observar con profundidad la vida vegetal, encuentra en “las agallas” —un crecimiento anómalo del tejido vegetal, como reacción ante la presencia de parásitos— una respuesta, un concepto.

El escritor Eduardo Galeano dice que los humanos aprendimos de los castores a hacer diques. De las arañas, a tejer. De los pájaros, a hacer casas. Lorraine Green, además, aprende de los árboles a dar protección a quien, en apariencia, nos ataca. Ella nos cuenta que cuando un cierto insecto se aloja en una planta, ésta —como forma de reacción— le hace una casita, en donde este insecto va a desarrollarse en sus estadios de larva, hasta que está listo para salir …

Y así, frente a esta propuesta que promueve la experiencia estética, es imposible no encontrar formas nuevas de conexiones, diferentes ritmos de aprehensión de lo dado y, por sobre todo, nuevas escalas


 

Agallas


En una semana partimos, junto a mi familia, a montar la muestra "el nombre de lo que escapa". Nos vamos en un motorhome o casa rodante. Es cuestión de llevar unas almohadas y algunas cositas, para que en esa casa rodante se "sienta como en casa". Asimismo, paso el verano en un ranchito muy simple de madera, junto a un arroyo, en el que no hay electricidad, y basta con llevar algunos libros, unos ponchos y ya nos sentimos como en casa.

Esta muestra reflexiona sobre cómo habitamos un lugar, cómo nos vamos apropiando del paisaje para ir construyendo nuestras casas. Cómo la naturaleza entrelaza sus elementos para proveerse refugio y materiales.

Las agallas son una forma de vida muy particular: un cierto insecto se aloja en una planta y ésta, como forma de reacción, le hace una casita, en donde este insecto va a desarrollarse en sus estadíos de larva, hasta que está listo para salir, y hace un agujerito y sale, para poner huevos, y nuevamente el ciclo comienza.

Agallas también tienen las mujeres para pasar tiempos largos mientras el hombre sale a explorar sin saber con certeza si va a volver. 

Una mujer acompaña a su esposo en su luna de miel, en su exploración al territorio que luego se convertirá en el lugar donde vivo. En una carpa, teje o cose al lado del fuego que sirve de cocina.

Por otro lado, Casa es un vocablo que compone la palabra "alfabeto" en el antiguo fenicio. Podríamos decir que un lugar para refugiarse de las inclemencias naturales, es tan simple y primordial como las letras que componen los elementos esenciales del lenguaje. 

Marcar un espacio que se convertirá en un lugar es el primer paso para habitar.

Lorraine Green, mayo 2016.






El 19 de mayo se inauguró  “El nombre de lo que escapa” en el Centro Cultural Rada Tilly, Chubut y estará abierta al público hasta el 26 de junio de 2016. La entrada es libre y gratuita.


Agalla
Agalla
Agalla
Agalla
Agalla
Agalla

Lorraine Green

1978. Vive y trabaja en Bariloche. Es docente y gestora de iniciativas autónomas con el fin de enriquecer la escena de arte local. Su trabajo tiene un marcado interés por el naturalismo desde una visión contemporánea.

Egresada de la Escuela de Bellas Artes P. Pueyrredón. Trabajó en el taller de gráfica de Lucrecia Urbano; en las cátedras de Esteban Álvarez y Carolina Antoniadis, y coordinó la Galería Arguibel. Complementó su formación con Tulio de Sagastizábal. En 2005, comenzó, junto a la botánica Marcela Ferreyra, un relevamiento de la flora de la estepa patagónica, que culminó con la publicación de una guía de campo ilustrada. Ha participado de coloquios, conferencias y encuentros con otros artistas en San Juan, Córdoba, Rosario, Gral. Roca, entre otras ciudades de la Argentina. Continúa con su formación a través de diversos programas y becas. Su trabajo reflexiona sobre los modos en que la naturaleza ha sido estudiada y nombrada, en cómo los territorios son relevados y transformados, y sobre las relaciones complejas y fascinantes de los ecosistemas.

http://www.lorraine-green.com/

Para mayor información o notas contactarse con: Valdes Bortoni PR

GIORGINA BORTONI. Mitre 442 - Of. 35 - Paseo de la Catedral - 11 34441901 - 294 4216563 – prensa@vb-pr.com.ar

PAZ VALDÉS L.: Mitre 442 - Of.35 - Paseo de la Catedral - 11 44040112 - 294 4290499 – prensa@vb-pr.com.ar


Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este sitio web puede incluir contenido de terceros y/o vínculos con sitios web externos (empresas y particulares, entre otros) que no pertenecen a QRV y de los cuales éste no se responsabiliza por la veracidad y exactitud del contenido publicado, o de las opiniones o comentarios vertidos por los usuarios, o cualquier consecuencia que pudiere derivarse del ingreso a los mismos y/o su utilización.

ISSN: 2545-6814Diseño: chouch - Programación: ConDrupal