Revista digital de Experiencias y Arte

Seguinos en:  Twitter logo Facebook logo

Escuchar
24/07/2012
Arte en la Patagonia

"Si no lo hago, pierde sentido mi vida"

Convicción, constancia y perseverancia es la fórmula que utiliza Carlos Juárez para realizar su obra. Para acceder a la misma no hay recetas.

Si se escribe en google: "Carlos Juárez collage", el buscador ofrece rápidamente toda la información necesaria para conocer la obra del pintor -neuquino desde hace más de 20 años- nacido en Córdoba. Así, como una unidad, como si el nombre del pintor y la técnica usada en su arte, fuera un sólo concepto. El mismo artista piensa que "uno es lo que hace".

Si se escribe en google: "Carlos Juárez laberinto", el buscador también nos lleva a los mismos lugares: "Uno y las circunstancias" diría el pintor.

Internet: un laberinto. Con estos 5 datos como un hilo de Ariadna, nos lleva siempre a la página web del único artista visual de la región que expuso en el MNBA de NQN. Lo hizo en noviembre de 2009 con "Laberintos en Patagonia". Fueron más de 60 collages sobre un tema que lo apasiona.

Cuando se habla de pasiones en el arte y se quiere ahondar en el entusiasmo, no existen muchos modos de hacerlo. Por ese motivo elegimos dos: tomar el objeto de la pasión y entrevistar personalmente al apasionado. Para un tema que está con nosotros desde el principio de los tiempos, un poco más de dos años desde aquella presentación, no iba a quitarle actualidad.

Carlos Juarez accedió a la entrevista. Hablamos sobre laberintos. También mencionó algunos aspectos de su obra en proceso: un mural sobre uno de los muros del cementerio de la ciudad que a modo de tatuaje sobre la piel del murallón, busca representar lo luminoso, la noche austral y terminar, en otro gran laberinto.


 

-¿Qué significa y de qué forma está presente el laberinto en tu obra? ¿Es una prisión en la Patagonia?¿Un viaje? ¿Un destino en estas tierras? ¿Una conexión inconsciente entre destinos?

-El laberinto es una metáfora de la vida. Un recorrido donde hay opciones. En el laberinto se presenta una dualidad: perderse o encontrarse. Así es la vida. Así es el laberinto. La atracción que tiene el tema es la de ser un camino que puede trasladarte a otra dimensión. Como el arte. Él también es una puerta a una realidad otra y dentro de la simbología, el laberinto también es eso. Entonces se unen las dos cosas: arte y laberinto.

En primer lugar, el laberinto es un símbolo ancestral del hombre que aparece en toda la historia de la humanidad. En Egipto hay un relato sobre un palacio con estructura laberíntica con 3 mil habitaciones, galerías, patios y cámaras. Por otro lado, está el descripto en el mito el laberinto de Grecia. Además Borges, con su genialidad, en el cuento "La Casa de Asterión (del Aleph) le da otra vuelta de rosca al tema de la mitología: hace la transformación dentro del laberinto, donde  uno de los personajes cambia vida por muerte y el otro, muerte por vida. Borges transforma un destino de muerte en vida en Teseo y de vida en muerte en el minotauro, quien pasivamente se deja matar para liberarse de su condición de prisionero.

A mí me atrajo siempre el tema. Me apasiona. Hace más de 20 años que estoy estudiando e indagando sobre el arte rupestre de América. Descubrí que las formas laberínticas están presenten en todo el arte rupestre del continente. Este arte es la primera manifestación grafica del hombre en América y en él, el laberinto aparece en distintas formas. El primero que conocí personalmente está en el norte de la provincia de Neuquén, en  Colo Michi Có (aguada del gato pardo), al pie del Volcán Domuyo en el departamento Minas.  Es el mayor centro de arte rupestre de la provincia. Allí hay una piedra que es un laberinto de aproximadamente 0.70 x 1.30 m. Está labrado y tallado un laberinto. Puede haber sido hecho en el año 600 de nuestra era. Todavía no está datada con exactitud. Ello requiere otros trabajos de investigación. Lo conocí cuando la Universidad del Comahue, comandados por Teresa Vega, estaban realizando un relevamiento.

Rodolfo Casamiquela investigó el tema y sostiene que  los tehuelches y los primitivos pobladores, estaban convencidos que quien sabía dibujar laberintos, podría encontrarse con sus antepasados después de la muerte: tenían una concepción de una vida después de la vida

El laberinto no es una prisión, todo lo contrario, es un posibilidad de liberarse de lo que nos condiciona en la vida. Tampoco hay nada mágico en él. Sólo por recorrerlo no te vas a convertir en un ser espiritual, pero en sentido profundo, te enfrenta con lo mismo que te enfrenta la pintura. La pintura es un ámbito de reflexión y no sólo existe para el placer estético. Es una forma de pensar. Es el pensamiento dibujado. Y pintar el tema laberintos, tiene para mí, la doble atracción en sus múltiples significados: ambos son una metáfora de la vida y símbolo de cambio y de renacimiento.

 

- ¿Sos  arquitecto de laberintos o usuario?

-Como arquitecto no diseño estructuras o formas laberínticas tridimensionales, pero soy como un arquitecto de laberintos dentro de mis pinturas. Sí, en pintura sí ...entre otras cosas. Los laberintos del arte rupestre de Europa son distintos a los del arte rupestre de  América. Los europeos son más simétricos, como el de la Catedral de Chartres. Hay mucho de místico en él. Los laberintos que se encuentran en Europa en general tienen un centro que irradia y una periferia. En el centro siempre hay algo importante: un minotauro o una energía que te transforma. En América en cambio, son más orgánicos,  como los senderos en las montañas. Me atraen y me gustan los de América. Los laberintos están en la cordillera en toda América. Las formas laberínticas como  el espiral. Hay espirales simples dobles, superpuestas. Los pucará de Perú, una cultura milenaria cerca del lago Titicaca, hacía unos espirales dobles increíbles. El espiral presente en toda América es una forma, que además de ser la serpiente enrollada, mito de origen de muchas culturas ancestrales, muestra la transformación que hablábamos al principio: una línea que se enrolla y se transforma en un plano. También se expresa como concentradora de información. Como en los discos de vinilo o en los discos rígidos del mundo de la informática. Los esquemas de los microcircuitos son muy parecidos a los del arte rupestre de América y en especial de los de la Patagonia. La electrónica también trabaja una relación binaria al igual que los laberintos. Esto es inquietante, nos pone de plano frente a preguntas trascendentales, ontológica, frente a la vida y a la muerte y a sus posibilidades. Es un tema apasionante y complejo. Esto no quiere decir que estoy anclado en él que  y piense hacer laberintos toda mi vida. Fue el inicio de mi obra.

 

-¿Hay alguna complejidad que estos laberintos quieren atrapar?

-Yo creo que en el hacer de la pintura están las cuestiones filosóficas y de conceptos profundos. Están y uno las encuentra. La búsqueda es genérica y uno va encontrando. Cuando hice la serie de laberintos tenía la clara intensión de trabajar en ellos. Los empecé a dibujar mucho antes de comenzar con el collage. Casi diría que nacieron como una respuesta a una necesidad. Es posible que con el laberinto quiera atrapar la misma complejidad que quiero atrapar cuando pinto: la complejidad genérica. Al principio, el laberinto como instrumento apareció en forma casual, luego me fui dando cuenta que era casi  esencial.

 

-¿Cada una de las puntas (entrada y salida), si existen, están en el mismo tiempo histórico horizontal de la vida humana en estas tierras?

-Sí y no. Responderte literalmente implica considerar al tiempo como invención humana. Con mi obra intento conectar el pasado, el presente y algún futuro. Intento manifestar el concepto del tiempo tomando formas arcaicas y ancestrales, resolviendo con técnicas de la pintura contemporánea. Me olvido de la perspectiva, aplico papel rasgado, puedo incorporar textos fragmentados y todo ese conjunto se lee como una simultaneidad en la información. Como lo que sucede con la globalización. El público a veces interpreta que los mensajes en forma personal. Al principio no era consciente de lo que provocaba en el espectador lo que parecía salido del azar, luego se transformó en un recurso que exploté. Uso símbolos primitivos del lenguaje rupestre (espirales, huellas, manos, grecas, líneas, escenas) y a partir de ellos construyo mi propio lenguaje. Me interesa lo gráfico  desde el arte. Me abre la cabeza.

 

-¿En el plano pictórico, vertical u horizontal, existe una representación del tiempo vertical?

-Sí, está claro. Estas cosas suceden en todo el verdadero arte. Hay gente que lo encuentra el primer día que toca un pincel, a otros les lleva la vida. Es un misterio.

 

-La materia, el collage como paradigma del palimpsesto, el color,  son herramientas que me permiten tener conciencia de estar dentro de él? Hay pérdida de orientación espacial o temporal?

-El collage, técnica con la que me siento identificado, me ayuda. Si bien me inquieta, no me pierdo cuando construyo laberintos. Todo lo contrario, me encuentro. Sueño con laberintos. Y en este ejercicio que estamos haciendo ahora, de atravesarlos en todos los planos, puedo agregar que cuando los pinto, es como que los tuviera resueltos, como si los estuviera haciendo para mostrar a los demás y a mí mismo, o transferir a los demás - aparte del hecho estético- mis cuestionamientos, mis interrogantes.

 

-¿Si salgo del laberinto, si me salvé del minotauro ¿existe alguna revelación?

-El laberinto americano no tiene minotauro. Es un misterio su sentido último. Se pueden tirar hipótesis pero este invento de la humanidad, es un misterio. Si estas formas laberínticas son una metáfora de la vida, te van a provocar algún cambio espiritual y se concreta una verdadera transformación, no te perdes.

 

- Dicen que como tantas respuestas universales, la del laberinto es falsa ¿Es aquí donde radica su hechizo?

- No hay que creerse nada del todo. El laberinto es sólo una herramienta. Es un símbolo como tantos. Uno se las cree o no, como en todo. Sí, es un misterio. Ese pasar de un signo a otro, de una realidad a otra, que es lo que está condensado en el laberinto, es lo que lo hace atractivo. Como la posibilidad de perderse o no perderse. Como en la vida. Si te perdes en la vida, podes pensar que todo es falso y que no vale la pena ser transitada. Decir que es falso o verdadero la respuesta del laberinto, depende de cada uno. El laberinto, construcción de la mente humana, tiene sus límites y también es tan atractivo por estar desde el origen de los tiempo en: ciudades, construcciones en general, arte, caracoles, cerebros, vísceras, galaxias. En tantas ejemplos de la naturaleza está presente, que hace pensar. Atrae. Inquieta. Tampoco es el instrumento salvador.

 

-El laberinto es intermediario entre el mundo que dibujas y el espectador o, entre vos y el espectador?

-La obra es la intermediaria, por lo tanto el  laberinto que está pintado es el intermediario y yo estoy en él, con lo que pienso, con el mensaje. Por eso es tan importante el arte público, el mural que llega a todo el mundo por igual.


 

La entrevista se fue diluyendo. Confundiéndose en una charla sobre técnicas de collages y anécdotas de cómo el método pictórico encontró a Carlos Juárez o al revés. Eso nunca se sabe. El sonido del obturador de la cámara fotográfica se fue sumando a los sonidos del bar del Museo Nacional de Bellas Artes(NQN). De pronto, un asistente del museo hace chocar las barras de acero de una escultura moderna que está en la puerta de acceso. Todo vibra. El sonido es extraño. Unos minutos antes el pintor comunicó una charla que había tenido con un comprador de su obra, sobre el modo en que las cosas entran en la misma frecuencia. El sonido de la escultura no hizo pensar que tal vez los laberintos de Colo Michi Có y todos, sabían que estábamos hablando de ellos.

"Si no lo hago, pierde sentido mi vida"
La llave del laberinto
La llave del laberinto
"Si no lo hago, pierde sentido mi vida"
Laberinto sin minotauro
Laberinto sin minotauro
La espiral del laberinto
La espiral del laberinto
Sintonía de un astro
Sintonía de un astro
Remanso de la memoria
Remanso de la memoria
Trampa para curvas
Trampa para curvas
Mirada en la noche
Mirada en la noche
Los innumerables laberintos
Los innumerables laberintos
Secuencia de una línea
Secuencia de una línea
El laberinto bien modulado
El laberinto bien modulado
"Si no lo hago, pierde sentido mi vida"

Carlos Juárez

Notas relacionadas

Comentarios

Muy buena nota,

Muy buena nota, felicitaciones!
A Carlos Juarez: me gustaron mucho tus trabajos, Los colores, los diseños...también esto de encontrar raíz en las cosas de nuestra tierra. Saludos

Gracias Julio por tus

Gracias Julio por tus comentarios. Nos ayudan a conocer más a Calos Juárez. Una hermosa posibilidad de recorrer laberintos!!!! Felicitaciones!!!

Gracias a vos por

Gracias a vos por acompañarnos con tus comentarios. Es muy buena la obra de C.Juárez!!!

Tuve el honor y el placer de

Tuve el honor y el placer de conocer personalmente a Carlos Juarez, y conocer sus talleres, en la escuela de cerámica donde esta trabajando para el mural de la calle Córdoba, y su propio taller, que es ( para mi por supuesto) como una juguetería para un chico de 6 años, lleno de objetos maravillosos, mágicos,multicolores, cada uno guarda su propio secreto, que tiene que ver con la etapa evolutiva de su creador, un estado de animo, una conexión inconsciente, Carlos Juarez es sin duda un ser "individuado", según Carl G. Jung, mantiene un flujo armónico entre su estado consciente e inconsciente, y eso esta plasmado dramáticamente en su obra, bueno tal vez.... eso sea el "arte".
Es lo que sentí cuando estuve frente a algunos de sus collage, una conexión profunda que no pude entender, que no pude hacer consciente, sera que vi en ellos algunas cosas de mi propio laberinto...., no se...por las dudas me los compré....

Muy linda nota y bellísima

Muy linda nota y bellísima obra, cargada de sugestiones, delicada y a la vez inquietante. En sí misma es conceptual y con una estética maravillosa. Me trae a la mente la obra de Artemio Alisio, que también buscaba respuestas y se encontraba a sí mismo en ella. Creo que hacen una complementación perfecta ( al menos en mi mente)Gracias por compartirla!!!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este sitio web puede incluir contenido de terceros y/o vínculos con sitios web externos (empresas y particulares, entre otros) que no pertenecen a QRV y de los cuales éste no se responsabiliza por la veracidad y exactitud del contenido publicado, o de las opiniones o comentarios vertidos por los usuarios, o cualquier consecuencia que pudiere derivarse del ingreso a los mismos y/o su utilización.

ISSN: 2545-6814Diseño: chouch - Programación: ConDrupal