Revista digital de Experiencias y Arte

Seguinos en:  Twitter logo Facebook logo

Escuchar
08/11/2016
Lecturas

planeta romina patagonia

Análisis del libro de poemas de Romina Olivero "Acá es así”. Un modo de ingresar al pequeño planeta donde todo es mutación.

 

“Acá es así” es el segundo libro de poemas de Romina Olivero. El primero, “Creer o Reventar”,  reúne sus poemas y los de su amiga-hermana Carina Rita  Medina. En él conviven y dialogan las voces de ambas y hay un poema escrito por las dos. 

En “Acá es así” Romina nos hace ingresar  a su pequeño planeta, mundo habitado por su ser en mutación.  Romina, de palabra roca trabajada, cincelada, pulida hasta volverse latido nos dibuja ese mundo en el que conviven tres  fases, caras o estados: de flora, de fauna y de vidrio.

Once poemas para cada una de estas partes  me hacen pensar en la naturaleza y la fragilidad, en lo conocido y la transparencia, en la vida y lo que está del otro lado…Pero ¿cuál es el otro lado? 

En “Acá es así” hay tiempos que se mezclan, una voz que  se dice descifrándose, hay un mirarse en un paisaje, una patagonia donde ya se hacen visibles ciertos signos previstos por la ciencia ficción. Todo es mutación en este mundo con un pasado cercano, un presente intenso de búsquedas  y un futuro que ya llegó.

Hay un pasado que  habita de flora en “María de las costuras”, un decirse desde acá pero trayendo un aroma, un estado del primer libro.

Ese mismo pasado  aparece desembozadamente aunque entre paréntesis en de fauna, en un sueño llamado  justamente” (Tardío Creer o Reventar)”  y también en el primer amor, doblemente  imposible  de “Mi primer amor fue Rick Hunter”. Finalmente el pasado retorna en los poemas en los que la abuela es la niñez con sus miedos, sus melodías  en de vidrio.

Hay un presente en  de flora que es  una voz que vuelve a nombrarse “…aunque mi primavera demora…” y que se define “Soy una mujer fría…” pero que “…si puedo afirmar,/ que un animal habita agazapado acá adentro…”; un presente que habla de la lectura como constitutiva en “Leer llover” y que en el onceavo poema visualiza su metamorfosis en ceniza mientras envía “…amor de ceniza y nube blanca…”

En  “Poca yo” el presente es viaje; advertencia, en “Cuidado/vengo con doble costura…”; deseo de transgredir la educación heredada en “Me formaron en modales impecables…” y también  mirada implacable a los seres inhumanos, a los consumidores de angustia (Newflash) (de fauna)

En de vidrio se dibuja un presente del mundo íntimo con un tú incorporado como en “Impuntual…” o “Extrañamente…”  y  también un  presente del  mundo exterior al que  se denuncia porque es  un mundo que hoy sólo se conmueve virtualmente o que está habitado por adolescentes obesos y angustiados.   

El futuro aparece en de fauna en “Patagonia 3015” y en él encuentro ecos de  “Sueñan los androides con ovejas eléctricas” de Philipp Dick. Los signos del deterioro ambiental aparecen abiertamente  en este poema en oposición a la  de manera casi casual en “Leer llover” en de flora  donde leo “…mojar mi pelo/con gotas radioactivas...”o también en “Primavera en el Alto Valle”: “…las tempranas floraciones de un valle que sangra las consecuencias del calentamiento global…”

En “Acá es así” también conviven los sueños con el gauchito Gil, hay gente de aire y de tierra y las sirenas se reconocen en la sal y hay poesía, mucha poesía en la manera de nombrar, en el decir que horroriza en una desafectación que afecta y  hace reir, sonreir o llorar.

En “Acá es así” el acá es indudablemente la patagonia y el así  se presenta de manera extraña, peculiar.

El  primer poema de “Acá es así” es definición primera de la identidad de una voz que dice: “soy esta pulgada de existencia/habitante de un mundo prestado/ transehúnte de pisadas ajenas”.

Sólo tres versos donde no hay mayúscula ni punto final. Un ser provisorio y tremendamente conciente de ser la gota en el río borgeano. Un ser que busca definirse en el devenir  Pero… esa H que aparece en transehúnte. ¿Por qué? ¿qué está diciendo?¿qué me está diciendo?

Busco, pruebo, parto la palabra. Juego.

Trans: voz latina , prefijo: al otro lado
eh: interjección usada para preguntar, llamar, despreciar o reprender
he: (dado vuelto) 1era persona verbo haber
unte.untar: aplicar, extender aceite o grasa sobre una superficie //sobornar con bonos o dinero.

Puedo arriesgar significaciones, interpretaciones…

Hay una extraña extrañeza (si se me permite) que inaugura este libro y arriesgo una relación con el poema “Nunca corrijo a nadie cuando se equivocan al/ hablar en conversaciones diarias/Nunca corrijo a mis hijas cuando inventan palabras/ Incorrectas…”

Entonces, volviendo a la H que aparece en el poema inaugural, en transehúnte, pienso que puede ser una H voluntaria entonces el  poema es enigma, poema juego-desafío.

Puedo arriesgar otra hipótesis: ¿y si fue un error no voluntario?

Charlé con Romina y lo cierto fue que la hache además de muda se hizo invisible ante muchos (entre los que me incluyo).

“…que me divierte el error/que ni siquiera lo veo tal…” dice Romina y su libro empieza con un error que se divierte a su vez apareciendo mágicamente luego de impresos todos los ejemplares. Y esa es la extraña extrañeza que inaugura el libro y  el poema final que me incluye cuando me nombra, me es también extraño. 

Un día Romina me mandó su libro, versión digital, para que le diera mi parecer, para mostrármelo, para  luego charlarlo. Lo leí, me gustó pero el libro tenía 32 poemas. Es decir 11 para de flora, 11 para de fauna y 10 para de vidrio. Soy amante de las simetrías y de los significados de los números y le reclamé el poema once, que a mi entender faltaba y le copié sus significados según mi diccionario de símbolos. Romina escribió ese onceavo o trigésimo tercer poema.

Leo 

"Marité dice que me falta un poema

el 33

número místico de la completud

y del cierre

buscado por impensados rincones

se atrinchera

si me falta es que no lo tengo

entonces nada cierra acá

                              Acá es así"

Leyó lo que le envié.

Es extraño habitar un poema.

La palabra completud  me hace volver al poema que dice  “…el error gramatical tiene ese gustito a ventaja/a palabra que rueda/que vive.” y entiendo que no hay error. Percibo búsqueda de ritmo, de musicalidad.

Leo  también“…El poema se atrinchera/ si me falta es que no lo tengo/entonces nada cierra acá/Acá es así”, dice.

Y de  esa manera, dibuja el no cierre.

En una pirueta maravillosa implica al poema atrincherado y a todo el libro.

Repite el principio, que es el nombre del libro, uniéndolo con el final y dibuja este planeta Romina patagonia palabra que busca por “…impensados rincones…” decir el latido del poema que siempre seguirá rodando.

 

 

 

 

Romina Olivero

Romina Olivero (Bahía Blanca 1979) Vive desde niña en Neuquén, Patagonia argentina, Profesora en Letras (UNCo). Publicó junto a Carina R Medina "Creer o Reventar" (el suri porfiado 2013). Varios poemas suyos aparecieron en diferentes revistas literarias de Neuquén. Su último libro es "Acá es Así" (el suri porfiado 2016).

María Teresa Corbera

Profesora de Literatura. Docente de educación media, terciaria y universitaria. Integró la Cátedra de Teoría y Análisis de Texto de la Unco. Fue asistente literaria en obras teatrales. Dictó junto a Mame Chiocconi talleres de Cine y Literatura para docentes. Presentó su experiencia "Mostrar la palabra" en congresos nacionales y provinciales, luego publicada por el Consejo de Educación de Neuquén. Actualmente es asesora literaria.

Portada

Josh Adamki. Fotografía abstracta.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este sitio web puede incluir contenido de terceros y/o vínculos con sitios web externos (empresas y particulares, entre otros) que no pertenecen a QRV y de los cuales éste no se responsabiliza por la veracidad y exactitud del contenido publicado, o de las opiniones o comentarios vertidos por los usuarios, o cualquier consecuencia que pudiere derivarse del ingreso a los mismos y/o su utilización.

ISSN: 2545-6814Diseño: chouch - Programación: ConDrupal