Revista digital de Experiencias y Arte

Seguinos en:  Twitter logo Facebook logo

Escuchar
21/07/2014
Paisajes musicales

La más remota y la más íntima

Islandia: breve viaje a la tierra minimal.

 

En aquel preciso momento el hombre se dijo:
Qué no daría yo por la dicha
de estar a tu lado en Islandia
bajo el gran día inmóvil
y de compartir el ahora
como se comparte la música
o el sabor de una fruta.
En aquel preciso momento
el hombre estaba junto a ella en Islandia.

 

Jorge Luis Borges, Nostalgia del presente.

 

Islandia es un espacio mítico desde que el gran Borges la trajo a sus poemas.  Al menos para mí.

El "islandés honorario", el que elogió sus sagas y la sonoridad de su lengua ("el latín nórdico"), la constituyó heterotopía, espacio otro, isla-nave.

 
Qué dicha para todos los hombres,

 

Islandia de los mares, que existas.

 

Islandia de la nieve silenciosa y del agua ferviente.

 

Islandia de la noche que se aboveda

 

sobre la vigilia y el sueño.

Después de Borges, Islandia, ese lugar otro, se abre tiempo otro con Sigur Rós y sus atmósferas minimalistas. Cronos abdica y toma su reinado un leve y demorado tiempo en ascenso. El tiempo ya no corre, te atraviesa y eleva. Vertical. El mito se te hace carne.


Escuchá Hoppípolla, de Sigur Rós.


Basta ver el magnífico documental Heima como para tener una dimensión de lo que digo. Escuchar su música es compartir un ahora distinto en un lugar lleno de magnetismo auroral y libre del peso de los días. Un lugar que bien podemos llamar "Islandia".

Islandia es etérea gracias a los Sigur Rós y los músicos de su tierra. Conjugación del silencio de los "cráteres que esperan" y el sonido mántrico de la aurora polar, que te inmoviliza en un aquí y ahora puramente vertical. Islandia es para pies ligeros. Pies que flotan, no corren. 

Arbitrariamente, por solo gusto personal, sigo y me demoro en dos puntos de sus territorios musicales.

 

Jónsi y Alex: "Riceboy sleeps"


Escuchá "Indian summer", de Jónsi y Alex.

 

El cantante de Sigur Rós, famoso por sus falsetes, es Jónsi Birgisson. Autor del arte de tapa de los discos de la banda, Jónsi produjo hace unos años, junto a su novio, Alex Somers, un delicioso libro de artista, “Riceboy* sleeps”: sutiles dibujos a mano, sin texto, collages de historias y texturas en torno a fotografías encontradas por ahí, que exigen un descanso de la cotidianidad mercantil y barata y sus velocidades tóxicas. 




El libro se transformó luego en un disco igualmente exquisito.

“Riceboy sleeps” (2009) es efecto de la aurora boreal y su recurrencia. Es su resonancia en los hijos de Islandia. 9 temas que te dejan en aquellas tierras silenciosas y enigmáticas, y te arrojan al gran día inmóvil del que habla Borges, con un sabor metálico -sin herrumbre-, vidrioso. Sin apuro por alcanzar una forma que detenga el ascenso. A la intemperie.

 

 

 

Ólafur Arnalds: "Living Room Songs"


Escuchá "This place is a shelter", de Ólafur Arnalds.


Las “Living Room Songs” (2011) del multiinstrumentista Ólafur Arnalds: 7 piezas que interpretaría y grabaría luego en la sala de estar de su departamento en Reykjavik.

El cuerpo empieza a vibrar en una frecuencia íntima, de recogimiento. Es la nostalgia que te abisma, que te vulnera, pero en la seguridad de la casa. Un cielo se aboveda y el cuerpo se repliega en la casa-concha-útero. Prepararse para un invierno decidido a volver. Serenidad de prepararse para Islandia. 

 

Vuelta a casa

Traerse con uno estos breves paisajes sonoros de Islandia, calzarse unos zancos, y recorrer la nostalgia del presente. Verticalidad vibrando en el cuerpo. Islandia.



* "Riceboy" es aquel que sufre del "síndrome del auto japonés": tunea el suyo para que parezca veloz y deportivo, y recorre las calles de la ciudad con los vidrios bajos y la música al taco.

Jónsi y Alex
Jónsi y Alex
Ólafur Arnalds
Ólafur Arnalds

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este sitio web puede incluir contenido de terceros y/o vínculos con sitios web externos (empresas y particulares, entre otros) que no pertenecen a QRV y de los cuales éste no se responsabiliza por la veracidad y exactitud del contenido publicado, o de las opiniones o comentarios vertidos por los usuarios, o cualquier consecuencia que pudiere derivarse del ingreso a los mismos y/o su utilización.

ISSN: 2545-6814Diseño: chouch - Programación: ConDrupal