Revista digital de Experiencias y Arte

Seguinos en:  Twitter logo Facebook logo

Escuchar
14/11/2016
Cuentos

Historia de un perdido amor en un pueblo perdido

No hubo tiempo, hubo viento.


Historia de un perdido amor en un pueblo perdido

  


1.Él una vez me dijo que nada significaba el traje azul, ése que siempre se ponía pero esa noche por fin me la contó. Me contó la historia de su madre que era muy joven y quería salir al camino.


2.Yo soy la única que lo puede imaginar porque yo vi un mapa y en el mapa había caminos. Me lo enseñó mi abuelo que volvió cuando ya era tarde y no alcanzó a verla a ella, la que quería salirse al camino.


3.Dicen que el primer signo fue un pájaro detenido, suspendido por el viento que empezaba a bajar. Luego fueron miles, todos lo pájaros juntos no lo pudieron detener y un giro de 180ª los expulsó para siempre.


4.Él no sabe pero yo leo lo que escribe y en su poemario completo encontré 290 veces la palabra camino. “Mi camino” aparece 150 veces; “camino soñado, caminado, cantado, olvidado”, 30; “caminando caminos”, 9; “intentando caminar el camino”, 3; “vislumbrar el camino”, 3; “camino suelto como el cordón desatado de una vereda-zapato inexistente en el viento”,1. Los que faltan todavía no los clasifiqué. Son más crípticos pero creo que la clave de todo está aquí o tal vez en el traje azul.


5.Los que estuvieron ese día, los que sobrevivieron,  cuentan que nada volvió a ser como antes.


6.Del viajante que llegó con el abuelo quedaron una libretita con unas pocas notas y el traje azul. En las notas, el 3 de septiembre dice “el camino del valle escondido, un camino lánguido que se deja llevar hacia lo más profundo” y el 9 dice “salirse al camino”.


7.Si antes era distinto, trato de imaginarme caminando… no como lo hacemos ahora, agarrándonos unos con otros, metiendo las manos en las mangas de los otros para que no se nos vuelen.


8.Los argumentos no dicen la totalidad. Ella lo esperaba y él llegó. Justo ese día él llego y ella ya no volvió más. No hubo tiempo, hubo viento.


9.Los precipicios no aparecen en los mapas. Yo los dibujaría en violeta, no en azul como el traje. Ése, que cada vez que se lo pone, lo hace mirarlo. Y yo sé que entrevé el camino y tengo miedo de que quiera salirse a encontrarlo y a mí se me van a volar las manos queriendo alcanzarlo. 


 

                                                                              

                             (Cuento perdido por años y reencontrado el 13 de noviembre de 2016)


 

 

María Teresa Corbera

Profesora de Literatura. Docente de educación media, terciaria y universitaria. Integró la Cátedra de Teoría y Análisis de Texto de la Unco. Fue asistente literaria en obras teatrales. Dictó junto a Mame Chiocconi talleres de Cine y Literatura para docentes. Presentó su experiencia "Mostrar la palabra" en congresos nacionales y provinciales, luego publicada por el Consejo de Educación de Neuquén. Actualmente es asesora literaria.

Fotografía

SAGE | August In Paris.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este sitio web puede incluir contenido de terceros y/o vínculos con sitios web externos (empresas y particulares, entre otros) que no pertenecen a QRV y de los cuales éste no se responsabiliza por la veracidad y exactitud del contenido publicado, o de las opiniones o comentarios vertidos por los usuarios, o cualquier consecuencia que pudiere derivarse del ingreso a los mismos y/o su utilización.

ISSN: 2545-6814Diseño: chouch - Programación: ConDrupal