Revista digital de Experiencias y Arte

Seguinos en:  Twitter logo Facebook logo

Caminar
12/12/2016
Prosa poética

De sueños y locuras

Sin redes protectoras. Para tocar otros mundos.

 

 

Rodeado de flores exóticas, de fríos y cálidos colores, y sintiendo el roce de sus suaves pétalos en mi piel que se erizaba y con la música, siempre magistral, de Johann Sebastian Bach me perdí en los recuerdos que no recordaba, que no entendía, que me parecieron tan extraños, traídos a mí en sueños caprichosos a los que no supe dar significado, los que anoche me amelgaron con mojones que penetraron las piedras delimitadoras de los límites de mi conciencia. Todo se mezclaba, produciendo en mí el desconcierto, ante mi interés por dar sentido a paisajes y hechos y seres, todos oníricos, otrora posiblemente reales, que allí se presentaron, en mis sueños, ¡qué no fueron pesadillas!, de una noche sabatina de la que no sé la razón por la que yo fui partícipe, aunque sólo observaba desde mi almohada, sin mover siquiera una pestaña, intentando descifrar papeles y dibujos que no estaban acordes con el ser al que estaban asignados. Me preguntaba, desorientado, sobre la razón de mi presencia pero nadie, absolutamente nadie, apareció para darme una respuesta.

Después de un tiempo que no supe precisar y de ver galopar por virginales prados cubiertos de amapolas a los unicornios que esperaban, con impaciencia, la llegada de la luz, sigo sin encontrar ningún tipo de lógica respuesta aunque me haya dado la mano la locura, con su dilemático discurso, que se presentó en mullido pijama, sin apenas peinarse y con el torso al desnudo, sin camisa de fuerza. Me parece que el capricho desea que sufra lo que el desequilibrado, el alocado que afronta, cual lo hicieran Van Gogh, Holderling, Dalí, Althusser o Nijinsky, el caminar equilibrado, sin redes protectoras, por la barra fija para tocar los mundos creados en mentes voladoras, creativas, brillantes…pero, en algún momento, también enfermas, aunque fuera tan sólo por unos instantes, quedando entre los mitos que no se cuestionan. No sé yo si al menos por una vez la inmensa mayoría de los que ciegos les seguían, de los que les veneraban sin cuestionar nada, hayan oído hablar de sus tristes devaneos con lo infrecuente, con lo incomprensible, con lo rotundamente enfermizo. ¿Qué sucedió en sus mentes? ¿Cuándo se cae en la locura? ¿Tú lo sabes?... ¡Yo no!, a pesar de que he intentado sumergirme en ella, sin conseguirlo, aunque sólo fuera por visitarla, mirarle a la cara y ver como su mirada, totalmente apagada, se pierde en el ocaso, sin darse cuenta que yo allí, a su lado, me encontraba.

Ilustración: Jon Koko
Ilustración: Jon Koko

Juan Francisco Santana Domínguez

Dr. en Historia, Licenciado en Geografía e Historia, Licenciado en Antropología, Diplomado en Educación, Poeta, Profesor, Maestro, Escritor, Investigador, entro otros.

Isla de Gran Canaria.

santanajuan645@gmail.com

Ilustración

Jon Koko

Web

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Este sitio web puede incluir contenido de terceros y/o vínculos con sitios web externos (empresas y particulares, entre otros) que no pertenecen a QRV y de los cuales éste no se responsabiliza por la veracidad y exactitud del contenido publicado, o de las opiniones o comentarios vertidos por los usuarios, o cualquier consecuencia que pudiere derivarse del ingreso a los mismos y/o su utilización.

ISSN: 2545-6814Diseño: chouch - Programación: ConDrupal